Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

viernes, 18 de enero de 2013

El calendario masónico


Cuando el M.·. C.·. da tres bastonazos en pasos perdidos para invitarnos a que nos preparemos para la entrada en el Templo, está marcando una diferencia entre dos espacios, el espacio profano y el del Templo, que llamamos espacio sagrado, con lo que queremos indicar que es un lugar diferente del anterior, en donde rigen otras normas (vamos desprovistos de metales, con mandil y guantes, etc.,) y en donde, con nuestra presencia, hacemos posible el trabajo simbólico de la Logia. El Templo es un espacio real, claro, pero cuando estamos en Tenida lo percibimos de otra forma: eso es lo que entendemos por sagrado, concepto que podemos usar sin vinculación a ninguna religión ni a ningún ser superior. Pero, a la vez, el  M.·. C.·. también está marcando una diferenciación en tiempos, ya que nos traslada del tiempo profano al tiempo sagrado, a la forma que tenemos los Masones simbólicamente de percibir el tiempo, que, en las Logias simbólicas implica trabajar siempre de mediodía a medianoche. Todos entendemos el carácter simbólico que esto significa y su recuerdo en cada Tenida nos corrobora la senda por la que debemos trabajar en Masonería: siempre, en todo momento, durante todo el día.

Llevaba tiempo queriendo presentar en este Taller un pequeño trabajo sobre el Calendario Masónico, en el sentido de que, pese a que entiendo que su uso es opcional, a veces en nuestro Taller se utiliza mezclando conceptos distintos (lo sagrado y lo profano, lo lunar y lo solar) y pensé que era buena idea aclararme yo mismo los conceptos y compartir mis hallazgos con los demás Hnas.·.  y Hnos.·. con la intención de que entre todos podamos dilucidar cómo se hace uso del Calendario Masónico en  el REAA, pero sobre todo tratando de dar una explicación sobre su sentido simbólico, de separación entre el tiempo profano y el sagrado. La importancia del tiempo es clara es nuestros Rituales y Mementos, en donde se hacen de continuo alusiones a la hora, a la edad, etc. Cabe resaltar que en el ritual del Solsticio de Verano que hace poco celebramos y en el que cada palabra tiene un enorme peso simbólico asociada a la labor del Oficial que la pronuncia, la frase del Segundo Vigilante cuando se dirige al candelabro de siete brazos es “Haré despertar en nuestros Aprendices la noción del tiempo”: desde que empezamos el camino Masónico la percepción del tiempo es un importante tema de trabajo y reflexión.

Entrando en detalles, confieso que he cogido mucha información del Diccionario Masónico del Hno.·. Daza y quizás algunos HH.·: aunque lo hayan consultado, no se hayan detenido en este punto concreto, por lo que, con algo de mi cosecha, quisiera reseñar los datos esenciales sobre este tema:

-       Calendario es un término romano que viene de calendas (primer día del mes), igual que las idus (día 13 o 15 en algunos meses como marzo, cuando asesinaron a César) y las nonas (día 5 ó 7).
-        La mayoría de los calendarios antiguos eran lunares (el judío, el mesopotámico, el griego, el musulmán), salvo el egipcio, que era solar.
-       En el 45 a.C. Julio César estableció el calendario de doce meses, con febrero con 28 días y uno más los bisiestos, por ser el último mes del año. ya que se iniciaba el 1 de marzo,
-       Los Calendarios Masónicos varían con cada rito, y son todos simbólicos, aunque varía el simbolismo en cada caso: la creación del mundo, la construcción del templo de Salomón, los Templarios…
-       En el REAA, se suman 4000 años (o también 3760) y se usa el calendario hebreo bíblico en cuanto a meses y días, en el Rito Francés también pero siempre se empieza el uno de marzo.
-       En el REAA los términos que distinguen el calendario Masónico del profano son “año de la verdadera luz” y “era vulgar” (que se refiere al calendario gregoriano, adaptación de 1582 del calendario juliano, el de César). Los otros términos, hasta donde yo sé,  no son de nuestro Rito.
-       La referencia a 4000 años se refiere a la fecha de construcción del Templo de Salomón, aunque es simbólica, ya que el Templo se construyó mucho después. En otros ritos se añaden 4004 años, tiempo que se supone pasó, según la Biblia, desde la creación del hombre al nacimiento de Cristo, dato igualmente más que irreal.
-       Cuando los hebreos estuvieron cautivos en Egipto, adaptaron un calendario caldeo luno-solar, contando los meses de acuerdo con la luna, y las estaciones de acuerdo con el sol (equinoccios y solsticios), sistema que adoptaron los masones operativos, pasando de ellos al REAA.
-       En el REAA se usa el calendario hebreo, que  subraya la distinción entre el día y la noche, identificándolos con el sol y la luna. Se inicia el año en la primera luna nueva de Aries, siendo Nissan el nombre del primer mes (que es justo lo que quiere decir la palabra, ya que los meses no tenían nombre sino solo número), que cubre parte de marzo y abril e indica la llegada de la primavera, el resurgir de la naturaleza tras el invierno. Por ello, es variable y si usamos este calendario, debemos conocer el calendario hebreo y poner, como hacen en algunos de nuestros Talleres y en otras Obediencias, el número y mes correspondiente, que no coinciden con los del calendario profano. Es decir, el 22 de marzo de 2012 e.v. fue la luna nueva de Aries, por lo que si citamos dicha fecha, sería el primer día del primer mes del año 6012 (v.·. l.·.) o el primer día de Nissan del año 6012 (v.·. l.·.), utilizándose habitualmente la primera fórmula en usos coloquiales y administrativos, como hacemos en el acta de la Tenida, y la segunda cuando se utiliza en un sentido más sagrado, planchas, ceremonias, etc. Lo que no tiene sentido, ya que induce a confusión entre el tiempo profano y el sagrado, que es la principal carga simbólica que tiene este tema, es decir el 22 de marzo de 6012 (v.·. l.·.).
-       En nuestra Obediencia no hay un criterio al respecto, por lo que cada uno puede datar como quiera, pero hablar de Verdadera Luz suena más dogmático que si se usa “era vulgar”, que resulta más cercano a nuestra O.·.,abierta y adogmática. Poner números de día y nombres de meses que no van a ser entendidos por los destinatarios de las convocatorias, resulta, además, completamente ineficaz: es primar una cierta pedantería sobre la trasmisión de información que es de lo que se trata.

En suma, el Calendario Masónico tiene el objetivo de distinguir el tiempo profano (mutable) del tiempo sagrado (eterno, inmutable) y tiene un carácter meramente simbólico y solo usado en ese sentido tiene hoy día razón de ser. En otras épocas, que ojalá no vuelvan nunca, ha servido también para mantener las convocatorias en secreto ante ojos profanos, sobre todo si había algún tipo de persecución.

Personalmente no creo que, salvo excepciones más bien protocolarias o para dar mayor solemnidad a un tema que lo requiera, sea necesario el uso del calendario Masónico y considero que es más importante otra frase sobre el tiempo que dice, otra vez el 2º Vigilante, en el Solsticio de Verano: Quemaremos el pergamino para que el pasado no nos ponga trabas, para que podamos dedicarnos plenamente a las exigencias del presente, fijar nuestra atención sobre el futuro y nos deje guiarnos por la Luz y la Sabiduría”.

He dicho.                       
Al Or.·. de Madrid,  15 de septiembre de 2012, e.·.v.·.


Cobra .·.


Nombre de los meses del Calendario Masónico y mes de inicio del Calendario Gregoriano:

1. Marzo= Nissam
2. Abril= Ijar
3. Mayo=Sivan
4. Junio=Thamuz
5. Julio=Ab
6. Agosto= Eliul
7. Septiembre=Tishri
8. Octubre=Heshvan
9. Noviembre=Kislev
10. Diciembre=Theved
11. Enero=Schevat
12. Febrero =Adar

Un ejemplo:

Por indicación del V.·.M.·. de la R.·.L.·. El Alba de Levante,os convoco a la Tenida ordinaria en primer Gr.·. simbólico que se celebrará el Shabbat 9 del mes Adarl del 5772(a.·.v.·.l.·.)que
corresponde al Sábado 3 de Marzo de 2012 (e.·.v.·.) a las 10:00 horas

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada